La salsa pizza de ALPIN es el resultado de un largo y controlado proceso de producción, el cual comienza con el cultivo de las mejores variedades para la elaboración de tomate concentrado y concluye con una salsa pizza de inmejorables propiedades organolépticas. Muy reconocida en el sector agroalimentario.

Cuando los tomates se encuentran en su punto óptimo de maduración son recogidos por manos expertas y pasan a ser triturados y, posteriormente, tamizados. A continuación se procede a su concentración, dando lugar a un producto final como es la apreciada salsa pizza de ALPIN.

Nuestra salsa pizza se caracteriza por su concentración 12-14 Brix. Presenta un color rojo intenso, una textura homogénea, un olor a tomate fresco y limpio, así como el característico sabor del tomate natural. Sin amargor.

Su envasado se lleva a cabo en bolsas multicapa de aluminio, que son llenadas y cerradas hermética y asépticamente. Sus formatos son de 240 kg introducidos en bidones metálicos, “Bag in Box” 10 o 20 kg o en Goodpacks en formato de 1300-1500 kgs.

DESCARGAR FICHA TÉCNICA