El tomate concentrado 36/38 Brix es el resultado de un proceso que comienza con el cultivo y la recolección de variedades especiales de tomates frescos, rojos, limpios y saludables. Si bien, se hace necesario poner de manifiesto que se trata de un concentrado que no lleva colorantes ni conservantes.

Este producto posee un color rojo intenso, olor propio del tomate fresco y sin alteraciones. Del mismo modo, su sabor es el característico del tomate natural, sin matices de amargo, quemado o alterado. Su textura se caracteriza por ser homogénea, así como exenta de pieles, semillas u otras materias extrañas.

Estas apreciadas cualidades se consiguen siguiendo un estricto proceso de fabricación de tomate concentrado. En primer lugar se procede al tamizado con unos tamices de diámetro de luz de 0.6 mm o 0.8 mm, también se puede trabajar con especificaciones según el cliente. A continuación, se realiza un precalentamiento del producto a una cierta temperatura. En este proceso no se termina de realizar la inactivación enzimática, con lo cual las cadenas pépticas logran romperse y así conseguir un producto más ligero y menos denso. Tras ello tiene lugar una evaporación en tres etapas y una posterior esterilización. El último paso es envasar el concentrado en bolsas asépticas de multicapas de aluminio, llenadas y cerradas herméticamente con capacidad de 240 kg y 20 kg.

Estas son etiquetadas siguiendo la normativa vigente en la Unión Europea. Se indica nombre y dirección del fabricante, denominación del producto, fecha de producción, lote, consumo preferente, número correlativo del bidón y su peso neto.

DESCARGAR FICHA TÉCNICA